faja_INTER

Caracas, 15 Feb. AVN. En lo que va de 2018 Venezuela ha logrado incorporar 250.000 barriles diarios a su producción petrolera, resaltó este jueves el presidente de la República, Nicolás Maduro, en rueda de prensa internacional ofrecida desde el Palacio de Miraflores en Caracas.

Al responder a la pregunta de la periodista de Washigton Post sobre la producción de crudo venezolano, el jefe de Estado le explicó que la incorporación de esta nueva cantidad de barriles / día obedece a todos los cambios que se realizan dentro de la industria petrolera nacional, que fue víctima recientemente de un plan de saboteo interno para mermar su producción y dejar al país sin recursos.

Explicó Maduro que los 250.000 barriles que se han incorporado durante el comienzo de este año están dentro de los márgenes de la cuota fijada por los países Opep, que luego del acuerdo tomado junto a naciones No Opep, han logrado quebrar con la circunstancial caída de precios que se presentaron en el mercado internacional y que han permitido equilibrar los precios del crudo.

“Los planes de producción con estas medidas permiten el flujo de inversión de capital y de incorporación de equipos, respetando la cuota Opep, para aumentar la producción y llevar a donde tenemos que llevar la industria”, acotó Maduro.

Maduro acotó que tras romper con la red de corrupción dentro de Pdvsa, creó condiciones nuevas para que fluya la inversión de sectores privados nacionales e internacionales y la empresa pueda crecer a través del apoyo de créditos “que estamos obteniendo en el exterior para aumentar la producción petrolera”.

En cuanto a la red de gerentes de Pdvsa que estaban involucrados en el plan de sabotaje contra la estatal petroleta, Maduro detalló que durante la ejecución de este complot, “Venezuela tuvo una merma en el proceso de producción petrolera provocado por un proceso de desinversión y por un proceso planificado para dejar sin recursos al país por parte de gerentes y directivos de Pdvsa que están bajo las rejas, presos y procesados”.

Agregó que en el proceso judicial que cursa la investigación sobre plan para dañar la industria petrolera y el país, ha demostrado que fue un plan “muy corrompido”, que originó “un proceso de desinversión lamentable, producto de decisiones equivocadas que se tomaron en Pdvsa y que crearon una camisa de fuerza” para invertir en mejorar la capacidad productiva de los pozos petroleros.

Fuente: AVN