Preview
Bajo amenaza de milicianos, un médico cautivo fue “obligado a llenar jeringas, pretendiendo que nos estaba inyectando para revivirnos”, asegura un hombre que por años fue prisionero de Jaish al Islam.
Fuente: rusiatoday