_mg_1779_rh1526872901

La “extraña dictadura” de Venezuela por vigésima quinta vez da al mundo una lección de defensa de la Democracia. Las venezolanas y los venezolanos en ejercicio cívico y pacífico mediante el voto concretamos una gesta de hidalguía en medio de una guerra híbrida que va desde el sometimiento psicológico, acaparamiento de alimentos, encarecimiento de productos y servicios hasta el bloque financiero internacional. Con la presencia de más de 132 corresponsalías internacionales y 150 acompañantes internacionales que una vez más dan cuenta de lo transparente, confiable y seguro del sistema electoral venezolano tan vilipendiado por sectores de la oposición. Triunfó la Paz, la Soberanía Nacional y la Autodeterminación de nuestro Pueblo al ratificar que las diferencias se dirimen por la vía democrática y entre l@s venezolan@s. Han quedado derrotados quienes llamaron a la abstención, al resurgimiento de la guarimba, factores extremistas que solicitaron en escenarios internacionales la intervención de nuestro país y se acogen a los planes del Comando Sur de EEUU violando los principios del derecho internacional.
En un vano intento por empañar el impecable proceso electoral, los candidatos de la oposición recurrieron a las ya ensayadas prácticas de otros sectores de la oposición tradicional (AD, COPEI, PJ y VP) de denunciar supuesta situaciones irregulares con las que se estarían violentando el acuerdo de garantías y la Constitución Bolivariana. Nada más deshonesto y políticamente incorrecto que esta táctica que es, en buen criollo, “una patada de ahogado”, al saber que los resultados no le son favorables, dicen que los desconocen y ponen en tela de juicio todo el proceso electoral.
Vale destacar que muy a pesar del contexto internacional que conspira contra Venezuela desde el imperio de EEEUU, pasando por la Unión Europea hasta llegar a nuestra región con los gobiernos de Colombia, Brasil, Chile y Argentina, se logra una participación de 46,01% de las y los electores, para un total de 8 millones 603 mil 336 votos válidos, de los cuales 5.823.728 fueron para el actual Presidente y candidato a la reelección Nicolás Maduro.
El gran protagonista sigue siendo el Pueblo, destacando la participación ejemplar de la Mujer, pilar fundamental de la familia venezolana; los trabajadores motor del aparato productivo nacional; los adultos mayores conscientes del reconocimiento a su dignidad y la protección social que le garantiza el Gobierno Bolivariano y por último el sector de discapacitados que superando las limitaciones de las condiciones físicas dice una vez más: presente!
Sin lugar a dudas, una Victoria de la Revolución Bolivariana y del Presidente Nicolás Maduro que ha resultado ser un estadista y estratega que sorprende a propios y extraños. Tampoco queda duda de la solidez de la conciencia política del pueblo chavista que superando las duras condiciones económicas del momento actual, salió a respaldar al proceso bolivariano. Y por supuesto, una gran victoria en el plano internacional que si bien no acallará la feroz campaña mediática de descrédito contra la democracia venezolana y la Revolución Bolivariana, pone en evidencia que el chavismo es la principal fuerza política del país y la gran mayoría del Soberano apoya su modelo político. Revisiones vendrán, son inexcusables y con estas debe venir la impostergable rectificación de las políticas públicas y la praxis en la gestión gubernamental.

Mary Ávila
@mavilab
maryavila0728