Caracas, 13 de julio de 2018.- El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva afirmó que se pretende una persecución judicial en su contra, no solo para mantenerlo preso, sino para callarlo e impedir que el pueblo oiga lo que habla.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) y quien lidera todos los sondeos de opinión para las elecciones presidenciales, conversó con sus exministros Celso Amorim y Franklin Martins sobre su situación jurídica luego de conocerse la decisión judicial de declararlo inocente por la causa de supuesta obstrucción de la justicia, , reseñó el portal web de Telesur.

Hizo referencia a orden de una jueza de primera instancia de Curitiba Carolina Lebbos, vinculada a Sergio Moro, que le prohibió hacer declaraciones a la prensa.

Los exfuncionarios del Gobierno de Lula transmitieron las ideas a los periodistas apostados a las afueras de la cárcel de Curitiba, donde el exmandatario se encuentra detenido desde hace más de 90 días, por una condena a segunda instancia. Lula se enfrenta a una condena de 12 años y un mes por este juicio, denunciado como amañado.

“Yo no voy a cambiar mi dignidad por mi libertad”, dijo a través de Amorim.

Asimismo, insistió que, pese a los ataques, su candidatura sigue en pie y se espera una inscripción formal el 15 de agosto. “Está indignado con la lapidación total de nuestro patrimonio, sostiene que es fundamental para la democracia defender la soberanía”, resaltó el exfuncionario en relación a la gestión del Gobierno de facto de Michel Temer, quien lleva a cabo una política de privatización.

En rechazo a las acciones judiciales contra Lula, centrales sindicales, movimientos sociales y partidos políticos convocaron a una marcha este viernes en todo el país.  /CP

Fuente: vtv